miércoles, 2 de noviembre de 2011

Modernismo para distinguidos: visita virtual al Instituto Pere Mata de Reus

Reus puede presumir de tener una de las rutas del modernismo más importantes y completas de nuestro país. Integra obras fundamentales de Pere Caselles, colaborador de Domènech i Montaner, y de Joan Rubió i Bellver, discípulo y colaborador de Antoni Gaudí. Pero de entre todos los arquitectos que dejaron su impronta en la ciudad de Reus destaca Lluís Domènech i Montaner, el cual levantó la Casa Navàs, la Casa Rull, la Casa Gasull y el Pabellón de los Distinguidos del Instituto Pere Mata. 

Es precisamente de esta última construcción que hemos preparado una visita virtual por algunos de sus principales espacios: la sala de juegos, una habitación de un interno, el comedor, la galería vidriada del primer piso y el jardín y la fachada exterior. 

El pabellón empezó a levantarse en el año 1898 y estuvo en funcionamiento durante 80 años. Formaba parte de un complejo más amplio, el Instituto Psiquiátrico Pere Mata. Generalmente se considera que este edificio modernista de Lluís Domènech i Montaner es el precedente del Hospital de Sant Pau de Barcelona.

La Sala de Juegos está situada en la planta baja del Pabellón de los Distinguidos, junto a la Sala de Música y del comedor. Aquí es donde los pacientes jugaban al ajedrez y al billar, elementos que todavía se conservan y que podemos ver.


Justo al lado hay el comedor, donde los pacientes se reunían para hacer sus ágapes, y cuya decoración está dominada por cerámicas y esgrafiados de motivos vegetales. 


La galería vidriada sobre la sala de música muestra algunos elementos decorativos recurrentes del modernismo: temas medievales y símbolos heráldicos catalanes. También podréis observar las rejas de los ventanales y el fino trabajo del forjado cuyo objetivo era dejar entrar el máximo de luz exterior y no dar la sensación de prisión o de lugar recluso.

Cristaleras de la galería sobre la sala de música 

Las fachadas de los pabellones levantados por Domènech i Montaner son de ladrillo visto y están decoradas con cerámica diseñada por Josep Triadó y Lluís Bru i Salelles.

Fachada del Pabellón de los Distinguidos





El primer piso del pabellón contiene las habitaciones de los pacientes. Todas son diferentes y de diferente tamaño, pero comparten los mismos elementos: una cama, una mesita para escribir y un armario que traía incorporado una pica de limpieza; el lavabo se encontraba separado. En la mayoría de ellas también hay una pequeña ventanilla gracias a la cual el paciente se podía comunicar con el personal sanitario que lo cuidaba.

Una habitación de un interno 




Si podéis, visitad esta joya del modernismo catalán que, con toda seguridad, no os dejará indiferentes. En otro apunte os mostraremos muchos detalles que hacen de este "pabellón de los distinguidos" un lugar único e irrepetible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada